Cuba: elecciones con candidaturas de fidel, raul y mariela castro

La Habana, 2 de febrero (Télam). Cuba celebrará mañana elecciones parlamentarias que deben dar inicio a fin de mes al segundo mandato del presidente Raúl Castro -que afrontaría su último quinquenio al frente del gobierno de la isla-, comicios en los que participa su hija, Mariela Castro, quien se presenta como diputada por La Habana.

Unos 8,4 millones de cubanos están llamados a las urnas el domingo, en comicios donde podrán votar a uno o varios candidatos de su circunscripción a partir de las 6 de la mañana.

La participación ha sido siempre superior al 95 por ciento tras los primeros comicios celebrados en 1976, según medios oficiales, citados por las agencias DPA y ANSA.

Más de 600 diputados deben ser elegidos para la Asamblea Nacional del Poder Popular, quiénes, se descuenta, confirmarán a fines de febrero a Raúl Castro por otro lustro en el poder.

Si se concreta el plan de limitar los mandatos de funcionarios de alto rango a un máximo de dos períodos consecutivos, según lo propuesto por el propio Raúl Castro en 2011, el próximo sería su último quinquenio al frente del gobierno.

El menor de los Castro asumió formalmente la presidencia el 24 de febrero de 2008, aunque ya ejercía el cargo de forma interina tras el retiro por enfermedad de su hermano Fidel, en julio de 2006.

Ambos están nominados oficialmente entre los 612 candidatos para la Asamblea Nacional.

Fidel Castro, de 86 años, encabeza la lista por el municipio de Santiago de Cuba, en la provincia del mismo nombre, en el este de la isla, mientras Raúl Castro, de 81 años, es candidato por el municipio de Segundo Frente, también en Santiago.

Todos los nominados son elegidos previamente por los delegados municipales de la isla y por asambleas ciudadanas.

Para las elecciones del domingo próximo estarán habilitados 29.957 colegios electorales en todo el país. El voto es directo y secreto y las urnas son custodiadas por escolares.

En el momento del voto, el elector tendrá dos boletas, una de color verde para los diputados y otra blanca para los delegados provinciales. Los candidatos que aparecerán en ambas son los correspondientes a la circunscripción del elector.

Las opciones que tendrá son colocar una "X" en el cuadro al lado del candidato que elija, pero si se desea votar por todos podrá colocar la marca en un círculo que encabeza las boletas. Cada ciudadano, de esta forma, puede conceder su voto por uno o varios, a selección, o por todos los candidatos.

La ley indica que los diputados se eligen en número proporcional a la población de los municipios, a razón de uno por cada 20.000 habitantes o fracción mayor de 10.000. En el caso de que sea de 30.000 o inferior a esa cantidad, se eligen siempre dos diputados.

Los cargos del parlamento se eligen por voto directo y secreto de los diputados. En el seno parlamentario se seleccionan también los puestos del Consejo de Estado.

Tienen derecho a votar todos los cubanos, hombres y mujeres, incluidos los miembros de los institutos armados, que hayan cumplido 16 años de edad, siempre que tengan derechos políticos, sean residentes permanentes en el país por un periodo no menor de dos años antes de los comicios y estén inscritos en el Registro de Electores de su municipio.

Sin embargo disidentes y países como Estados Unidos rechazan las elecciones cubanas, pues la isla no permite otras formaciones políticas frente al Partido Comunista de Cuba (PCC), así como tampoco las campañas de proselitismo.

Las elecciones, por otro lado, deben continuar con el proceso de rejuvenecimiento de cuadros políticos impulsado por Raúl Castro. El mandatario ha subrayado en varias ocasiones la necesidad de formar nuevos dirigentes porque "el tiempo apremia".

Entre los políticos más influyentes de la vieja guardia que se retiran está el presidente del Parlamento, Ricardo Alarcón, de 75 años, quien preside la Asamblea Nacional desde 1993 y fue ministro de Exteriores de Fidel Castro durante un año (1992-1993).

Entre las caras nuevas estará la hija de Raúl Castro, Mariela, que se presenta a diputada por La Habana.

La hija del presidente, de 50 años, es conocida por sus posiciones liberales a favor de los derechos homosexuales en la isla.

En el extranjero, Mariela Castro es vista como la cara más progresista del gobierno cubano.

Se estima, sin embargo, que su iniciativa a favor de la legalización del matrimonio gay en Cuba choca con la resistencia de varios históricos de la cúpula castrista.

Figuras relativamente jóvenes ya participan, muy activos, en el gobierno del país, como el canciller Bruno Rodríguez, de 54 años de edad, escogido recientemente como miembro del Buró Político del partido, el vicepresidente del Consejo de Ministros, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, de 52 años, y el economista Marino Murillo, de 51, todos personalidades en franco ascenso. (Télam)

aev-dc-jol-rl 02/02/2013 16:05

Cargando...

YAHOO NOTICIAS EN FACEBOOK